Ya registré mi marca, y ahora ¿qué sigue?

Un paso muy importante que todos los emprendedores deben hacer es registrar su marca. Una marca debe registrarse para obtener un título que te permita usarla de forma exclusiva y en toda la República Mexicana.

Al registrar tu marca, además de tener derecho exclusivo de ella y evitar que otras personas la utilicen sin tu consentimiento, también permites que los consumidores de tu producto o servicio, se identifiquen con ella por los elementos característicos que la conforman (nombre, logotipo, olor, sonido, etc) y esto conlleva (en muchas ocasiones) a que el valor de la misma vaya creciendo con el paso del tiempo, consolidando la identidad de tu empresa.

Si estás leyendo esto es porque ya tienes tu marca registrada, en proceso de registro, o bien, estás pensando en hacerlo en un momento no muy lejano. Ya que ingresas la solicitud de registro, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), es la Autoridad encargada de revisar que se cumplan primero todos los requisitos de forma, como el llenado de la solicitud, que se haya efectuado el pago, etc.

Posteriormente, hay una etapa de fondo, en donde un examinador del IMPI revisa que la marca que pretendes registrar, no tenga similitudes en grado de confusión con otras y que el signo distintivo no contenga algún impedimento legal para su registro. Todo este proceso puede tardar aproximadamente 6 meses.

Ya que obtengas el título de tu marca, tendrás oportunidad de utilizarla por 10 años, mismos que podrán ser renovados las veces que desees por otros 10 años. La renovación debe solicitarse 6 meses anteriores a la fecha de su vigencia y hasta 6 meses después de dicha fecha.

Es importante que sepas que existe un principio general en cuestiones marcarias que establece que el titular de una marca tiene la obligación de utilizarla, ya que si no lo hace, puede perder su registro, si una marca no es usada durante 3 años consecutivos en los productos o servicios para los que fue registrada, procederá la caducidad de su registro.

Para evitar que por un olvido o descuido, pierdas tu marca, te recomiendo que te asesores muy bien con un abogado especialista en estos temas para que te pueda orientar en todo lo relacionado con el registro de tu marca.

No olvides que si tienes cualquier duda, puedes contactarnos a través de nuestras redes sociales @komenkomx o mandarnos un correo a info@komenko.mx y con gusto te ayudaremos.

Por Carolina Rivas G para Komenko

Compartir