Segunda fase del etiquetado frontal de alimentos y bebidas

etiquetado frontal de alimentos y bebidas

El 1° de octubre  del año pasado entró en vigor el nuevo etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados, una herramienta que busca dar a conocer el contenido de los alimentos, así como concientizar las decisiones de los consumidores. El etiquetado consiste en una o más advertencias en forma de octágono que indiquen si los productos son altos en sodio, altos en calorías o grasas saturadas.

Esta medida ha sido implementada a partir del contexto de salud pública que se vive en nuestro país, dado que México, es de los países con más casos de obesidad, sobrepeso y otras enfermedades relacionadas con los hábitos alimenticios. Con ella, se busca disminuir las tasas de morbi-mortalidad que producen enfermedades como la hipertensión,  la diabetes, el cáncer, y otras enfermedades cardiovasculares.

Tras un año de vigencia, a partir del 1° de abril hasta el 1° de mayo del presente año la segunda fase del etiquetado frontal de alimentos entra en vigor. La nueva norma señala que el etiquetado deberá visibilizar una tabla de azúcares añadidos por cada 100 g y también deberán eliminar mascotas, dibujos animados, leyendas o personajes famosos que puedan resultar atractivos para los niños. Esto con la finalidad de reducir las altas cifras de sobrepeso y obesidad infantil ocasionados por el consumo de productos procesados.

De acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), institución de quien depende esta norma, el etiquetado ha sido avalado por evidencia científica proporcionada por organismos como las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

Te puede interesar: Lo que no sabías de la Alimentación basada en plantas

Compartir