¿Qué hacer si tu empresa enfrenta un caso de acoso sexual?

A raíz del destape en redes sociales del movimiento #MeToo en México, cientos de mujeres han levantado la voz en contra de sus agresores, la mayoría hombres con quienes han compartido espacios de trabajo o proyectos en común.

Como emprendedoras y emprendedores debemos ser muy conscientes y sensibles ante este tema, pues desafortunadamente, el acoso es la tercera causa de violencia contra las mujeres en México y es nuestra responsabilidad brindarle a nuestras colaboradoras espacios de trabajo libres de violencia. Es inaceptable hacer caso omiso a una denuncia de esta índole. Si alguna de tus empleadas vivió una situación de acoso sexual, lo primero que debes hacer es creerle y agradecerle su confianza y valentía por no quedarse callada y denunciar. Lo más importante es no ignorar la denuncia y resolverlo de inmediato para que no le vuelva a suceder a ella, ni a ninguna otra mujer:

¿Qué hacer?

Desarrollar protocolos internos para implementar de manera uniforme y consciente procedimientos que ayuden a prevenir, atender y sancionar cuando alguna denuncia de acoso es presentada.

Revisa si en tu equipo de trabajo no existen agresores y verifica actitudes propias y actividades cotidianas, debes estar segura de no promover conductas machistas, sexistas, misoginia; y prohibir por ejemplo, los chats de whatsapp sólo de hombres, donde se intercambia contenido que violenta de alguna manera a las mujeres de tu equipo.

Convoca a tus compañeras y colaboradoras mujeres y en un ambiente honesto, seguro y genuinamente preocupado escucha lo tienen que decir para comprobar si todo está bien en su entorno; y si ellas se sienten dentro de un círculo sano y propicio para desarrollarse sin ningún temor.

Es urgente impulsar el cambio de cultura al interior de nuestras oficinas y empresas y modificar la relación actual que existe entre hombres y mujeres dejando a un lado estereotipos, ofensas y exclusión.

Estos son los pasos a seguir dentro de una empresa:

  1. Cero tolerancia al acoso. Hacer sesiones de sensibilización sobre el tema, promover la equidad de género y establecer medidas de protección a las víctimas.
  2. Brindar consejeros y apoyo. Nombrar a un grupo de apoyo o persona de confianza que de seguimiento el tema; deben ser personas honestas y preparadas capaces de generar seguridad y brindar información clara para los siguientes pasos a la denuncia.
  3. Resolución. Sin juzgar la veracidad de los hechos, se debe llegar a la resolución siempre protegiendo a la víctima en lo que se resuelve el caso.
  4. Investigación. Se deben tener pruebas claras y contundentes para fijar responsabilidades y sanciones.
  5. Unidad de ética. Instaurar un área que se dedique al registro de estos casos brindando un seguimiento correcto.

¿Qué dice la ley?

  • La Ley Federal del Trabajo señala en el Artículo 133 que los patrones tienen prohibido permitir o tolerar el hostigamiento y/o acoso sexual. No basta que los patrones se abstengan de acosar; tienen que garantizar que nadie en la oficina lo haga.
  • El Artículo 994 señala que si toleran o permiten actos de acoso u hostigamiento, las empresas pueden ser multadas.
  • El Artículo 47 prevé la posibilidad de despedir a un/a trabajador/a por acoso u hostigamiento, sin responsabilidad para el patrón. Tiene que ser, por supuesto, un despido justificado, como cualquier despido.
  • El Artículo 55 del Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo señala que los centros de trabajo tienen que implementar ciertas medidas mínimas para garantizar un “entorno organizacional favorable” y prevenir la “violencia laboral”.

Recordemos que gran parte de la atención para actuar ante esta problemática debe empezar en los centros de trabajo y con las autoridades laborales.

Compartir