Lo que no sabías de la Alimentación basada en plantas

lo-que-no-sabias-de-la-alimentacion-basada-en-plantas

Se ha demostrado en innumerables estudios que la alimentación basada en plantas bien diseñada trae enormes beneficios:

  • Disminuir los lípidos y la azúcar en la sangre
  • Revertir enfermedades crónicas y degenerativas
  • Regularización del tracto digestivo
  • Mejor tono y estabilidad en la piel
  • Mayor vitalidad y control de la ansiedad
  • Menor riesgo de padecer presión arterial alta, enfermedades del corazón y algunos tipos de cánceres

Pero sin duda ha traído controversia en un mundo lleno de desconocimientos, preguntas, inquietudes, mitos y mala práctica, pero hoy venimos a aclarar las dudas más comunes que nos han llegado a largo de nuestra experiencia en Vida Bonhomie, además te comentamos como este estilo de vida nos ha cambiado positivamente a nuestro entorno y seres queridos.

¿Cómo se obtienen los nutrientes y por qué es necesario suplementar con vitamina B12? ¿Será necesario tomar vitaminas para estar bien nutridos con esta alimentación? 

En cuanto a la B12 se debe destacar que el desequilibrio de esta vitamina radica en su ausencia en los vegetales debido a normas sanitarias necesarias, ya que es de origen bacteriano, por ello es más sencillo obtenerla mediante suplementación.

Sin embargo, debemos mencionar que en la actualidad esta vitamina se le suministra a la mayoría de los  animales a través de una dosis médica, puesto que son alimentados de piensos y no son criados en libertad lo cual le impide el libre pastoreo.

Desde nuestra experiencia podemos confirmar que esta alimentación trae muchas menos restricciones que la dieta occidental, debido a que el consumo excesivo de proteínas animales altos en grasas saturadas, antibióticos y gran cantidad de sodio, unido con hidratos de carbono simples facilita un superávit de calorías totales, ocasionando serios problemas a largo plazo como la diabetes, obesidad, enfermedades coronarias y renales.

En cambio al adoptar una alimentación basada en plantas se disminuye el exceso de grasas saturadas, menos conteos de calorías y mayor satisfacción a lo largo del día, se vuelve mucho más sustentable, agradable y menos preocupante a la hora de comer. Es importante destacar que la Universidad de Oxford afirma que no hay proteína animal sostenible actualmente.

¿De dónde obtengo mis nutrientes? 

Fácil, de todo el abanico de posibilidades que hay en el reino vegetal. En cuanto a los macronutrientes; las legumbres nos proporcionan la mayor cantidad de proteínas, al igual que los frutos secos, semillas, derivados de la soya como el tofu, thempe y en menor cantidad, en los vegetales.

La obtención de grasas buenas llegan por medio de alimentos como el aguacate, aceites de buena calidad y las semillas. En cuanto a los temidos carbohidratos son preferidos los complejos altos en fibra como cereales integrales, el plátano macho, yuca o mandioca, papa y camote. Además de varias porciones de frutas y vegetales al día.

Si lo vemos desde un punto de vista más amplio, es solo cuestión de cambiar la visión que tenemos sobre las proteínas, por unas más sustentables. Si consumimos de todos estos grupos de alimentos diariamente difícilmente tendremos déficit de algún nutriente esencial para el óptimo desarrollo.

En nuestros casos de éxito contamos con dos increíbles personas de la tercera edad, que al cambiarse a este estilo de vida han visto una mejoría en su estado físico, han dejado muchas pastillas en el olvido porque ya no son necesarias, dicen que se sienten más enérgicas, concentradas y reflejan sin duda más vitalidad que en tiempo atrás.

Ambas afirman tener mayor elasticidad por la desinflamación en las articulaciones, regulación del tracto digestivo por mayor consumo de fibra y eliminación de malestares como la acidez y el reflujo estomacal.

También vivimos un perfecto embarazo y desarrollo de una preciosa niña que es vegana desde su gestación y cuyas evaluaciones pediatras han concluido en los mejores rangos. Sus habilidades motoras y cognitivas se desarrollan perfectamente, al igual que su crecimiento físico, la comunicación y el lenguaje.

¿Oye, pero ya no les gusta la comida animal o cómo va esto? 

Sinceramente era una respuesta complicada de contestar al principio porque en esa transición de cambiar la perspectiva sobre la comida existe mucha confusión y suele ser todo un proceso.

Actualmente sentimos que al tomar la decisión de llevar una alimentación consciente todo transciende mucho más allá del paladar, aunque con esto no quiero decir que nuestras comidas no sean sumamente deliciosas.

Vemos la nutrición desde un punto mucho más importante que antes, todo absolutamente todo lo que consumimos afecta o beneficia tu salud, tu vitalidad, entorno y espíritu.

Pensamos que una Vida Bonhomie es igual a una vida consciente y para nosotros todo comienza con la alimentación. 

Un tip muy importante que me gustaría decirte es que si deseas unirte al grupo de la alimentación consciente y sustentable, tómalo con calma. Date la libertad y el tiempo para ver todos tus cambios, sentir qué alimentos te benefician más y oír como tu cuerpo dice gracias.

Eso sí, el consejo más importante, por favor siempre documéntate y toma interés en lo que pones en tu cuerpo, llevar una alimentación basada en plantas está comprobado que es sumamente saludable y beneficiosa, pero como toda dieta o estilo de vida llevada de la forma inadecuada, puede no ir bien.

Es preciso decir que todas las dietas bien planificadas, pueden crear beneficios para la salud y llenarte de vitalidad correctamente. Ahora llegamos al momento de la historia que debemos preguntarnos:

¿Podría mejorar algo si me nutro con más consciencia? ¿Qué quiero aportar a mi salud y a mi entorno? ¿Qué puedo hacer para mejorar? 

Por eso te invitamos a unirte a la alimentación sustentable y evolucionar la manera como nos comemos al mundo. ¡Inspírate! Come bien, siéntete mejor.

Loyra Ramírez | @loyramirez

Recomendado: Frases de creativos para inspirar tu espíritu emprendedor

Compartir