La Ilustración SEPaga

la-ilustracion-sepaga

El mes pasado, la Secretaría de Educación Pública lanzó una convocatoria en la cual pide a artistas gráficos e ilustradores mexicanos colaborar de manera gratuita en sus nuevos libros de texto.

El argumento que ofreció el director general de Materiales Educativos de la SEP, Marx Arriaga, se redujo a señalar el ‘gran honor’ que representaría para cualquier artista haber participado en un proyecto de tal magnitud, insinuando que el reconocimiento por si solo es suficiente para redituar el trabajo de ilustración editorial.

Ahora bien, de acuerdo con cifras de OIT, México posee uno de los mercados laborales más pauperizados del mundo; contando con las jornadas laborales más largas, —con un equivalente a 43 horas por semana— y los salarios más bajos de los países que conforman a la OCDE.

Teniendo en cuenta este contexto, es comprensible el enorme rechazo que ha generado la convocatoria emitida por la SEP.

El arte no es considerado como un conocimiento valioso para el sistema educativo mexicano.

Resulta muy alarmante como una institución tan importante a nivel nacional como lo es la SEP no reconozca la labor de las y los artistas mexicanos; y a su vez, contribuya a fomentar la errónea concepción de que el artista es un sujeto que vive exclusivamente de su ‘pasión’ y ‘talento’, fortaleciendo la idea de que las profesiones artísticas no se encuentran al mismo nivel que otras y de que no se necesitan años de preparación y esfuerzo para ejercer el trabajo creativo.

En este sentido, la convocatoria no hace más que solidificar esta idea. Al respecto, la diseñadora gráfica Diana Garoli señala que “la ilustración es un trabajo como cualquier otro y debe ser remunerado.

La ilustración es una profesión y la SEP debe tratarla y pagarla como tal. 

Dulce María Perea | @missgarbbage

Recomendado: “Nenis”, el sinónimo del microemprendimiento

Compartir