Dropshipping: emprende sin tener inventario

dropshipping-emprende-sin-tener-inventario

¿Te imaginas contar con tu tienda en línea sin tener los inconvenientes de gestionar el inventario, los empaques o los envíos?

A este modelo de negocios se le llama dropshipping y se realiza en el comercio electrónico. La dinámica es que tu tienda envía automáticamente el pedido a tu proveedor, siendo el encargado de preparar el pedido de tus productos a tu cliente y enviárselo directamente, por lo tanto vendes sin tener inventario ¿Sencillo? Algo así.

Aunque al principio suena como un timo vender algo que físicamente no tienes, en realidad cuando es bien realizado es una excelente forma de hacer negocio. Lo importante es entender que, si bien te liberas de la producción o almacenaje, tienes otras responsabilidades.

Estos son los pros y contras:

PROS

Buen comienzo

Te permite aprender desde cero: administrar proveedores, gestionar bases de datos, crear una cartera de clientes y mejorar tus habilidades de marketing digital.

Flexibilidad

Al no producir o almacenar un stock, puedes ofrecer una mayor variedad de mercancía e ir ajustando la oferta según la demanda.

Espacio libre

Como no necesitas una gran bodega, el negocio lo manejas completamente en línea.

Inversión inicial

Puedes emprender en el mundo digital sin necesidad de gastar mucho.

CONTRAS

Llevar el control

Aunque no lleves inventario, debes tener las cuentas claras. Para tomar pedidos, necesitas ser hábil en Excel u otros sistemas digitales (como SAP)

Materia prima

Una pieza clave de tu negocio es el proveedor. Debes conocer su inventario y confiar en que cumplirá con las entregas. Si él falla, tú fallas.

Métodos de envío

Aunque el producto no pasará por tus manos, debes tener la certeza de que éste llegará a su destinatario. Y si el envío se demora, debes atender la inquietud del cliente.

Si buscas iniciarte en el comercio en línea, encuentra el modelo que funcione mejor para ti y para tu negocio. ¿Estás lista para emprender?

Recomendado: Servicio al cliente: Tu mejor herramienta de ventas

Compartir