Comercio electrónico: la nueva realidad para tu negocio

Por: Rodrigo Elizondo, Director de Mercadotecnia de Victoria147

En 2019 el 70% de los usuarios de internet de México habían comprado al menos una cosa en línea, el 65% de estas compras tenían que ver con transporte y el 47% con comida a domicilio, sin duda empresas como Despegar.com y UberEats sembraron la semilla del e-commerce de manera exitosa en nuestro país, ¿Quién iba a pensar que los crecimientos tímidos de 20% year over year del ecomm en México se iban a ver obsoletos este 2020 en el que se pronostica un crecimiento del 60% al cierre de año?

Ni los millenials, ni la inversión en ads, habían sido tan efectivas como el confinamiento ante una crisis sanitaria para llevar al siguiente nivel a cientos de negocios que veían al ecomm como una “manera alterna de vender”. Pero has pensado ¿Qué beneficios puede traer integrar correctamente el canal digital a tu estrategia de ventas?

De entrada es mucho más económico que abrir una sucursal o rentar un nuevo local, es decir, no tienes que pagar una elevada renta, adaptar el espacio, pagar servicios ni permisos y/o empleados al inicio.

Abrir tu tienda en línea puede ser un riesgo controlado, sólo necesitas configurar tu ecomm con alguna plataforma ya existente como Shopify o WooCommerce; definir el método de cobro, pagos con tarjeta y transferencias que puedes integrarlos con Conekta o Stripe y definir el envío, existen ya empresas como iVoy que ofrecen paquetes a tiendas en línea. Una vez que tienes estos puntos cubiertos, no es necesarios subir toda tu oferta de productos, define cuales son los que puedes tener en existencia y que te permitirán dar una buena impresión a los nuevos compradores, después puedes crecer la oferta.

Conforme tu tienda en línea va empezando, puedes echar mano de los recursos ya existentes, por ejemplo, asignar a un empleado que pueda dar seguimiento a los pedidos entrantes, revisar pagos y coordinar entregas. Es importante que mientras esta nueva división de negocio va creciendo, estés pendiente de toda la experiencia para ir puliendo los puntos finos y siga creciendo; si tu tienda es un éxito y rebasa la operación de tus empleados, es el momento en el que tienes que contratar nuevas personas para seguir desarrollándolo, en caso de que no tenga el éxito obtenido o sientes que está mermando la experiencia con tu usuario final, es mucho más sencillo cerrar cortina en este rubro que absorber los costos de perder la inversión de toda una sucursal completa y liquidar empleados, traspasar local, etc.

No tengas miedo a los cambios ni a adoptar nuevas tecnologías, conozco de cerca casos de éxito que pasaron de 7 ventas al mes a 230 mensuales.

Si ya tienes un ecomm y tus ventas no han crecido, algo estas haciendo mal, comienza a invertir en publicidad y aprovecha las ventajas del confinamiento. Si detuviste el lanzamiento de tu ecomm por la situación, temo decirte que estás perdiendo ventas, este es el momento preciso para probar tu nuevo canal de ventas. Y finalmente, si todo este tiempo has dado largas a lanzar tu tienda en línea, debo decirte que estas perdiendo dinero y oportunidades, ahora podrías estar siendo parte de ese pastel que este año va a crecer un 60%.