Body Positive como estrategia de marketing

body-positive-como-estrategia-de-marketing

Durante las últimas décadas, tal vez, el mundo del marketing es uno de los ámbitos con más transformaciones gracias a la evolución de los medios de comunicación y audiovisuales. En ese sentido, este sector ha tenido que adaptarse no solo a la aparición y fuerza que han tomado las redes sociales y los medios digitales, sino también a los cambios socio-culturales que se van suscitando, tales como el Body Positive.

 

Los cambios van desde las herramientas utilizadas en medios digitales hasta en el lenguaje utilizado para vender un producto o servicio. Por ello, las marcas deben de ir a la par de los cambios culturales, políticos y generacionales de las y los consumidores. Si una marca se queda atrás y no logra actualizarse con las nuevas tendencias en marketing, puede traer grandes consecuencias sobre la percepción que los consumidores tienen sobre ella.

 

Un claro ejemplo de esto es la industria de la moda y la belleza. Los referentes y la aparición de nuevas tendencias suscitan cambios en la forma en que un producto se coloca en el mercado. El caso de Victoria’s Secret es paradigmático, dado que hace algunos años era considerado un gigante de la industria de la ropa interior. No obstante, con el tiempo sus ventas decrecieron de manera abrupta. Varios especialistas señalaron que fue debido al rezago de su estrategia de marketing. 

 

La estrategia de Victoria’s Secret, la cual la llevó y sostuvo en el éxito por varias décadas, se enfocaba en la construcción y comercialización de una fantasía tanto femenina como masculina para las masas. No solo era la venta de lencería, sino de un tipo de cuerpo específico: con medidas y características particulares, que lo convirtieron en un modelo aspiracional.

 

Sin embargo, con el paso del tiempo, los productos y el estilo de vida ideal que VS ofrecía empezó a tambalear gracias al ascenso de otras marcas de lencería que comenzaron a incluir modelos que se salían del estándar de “ángel” de VS.  Compañías como Aerie y otras, lograron leer las necesidades de las consumidoras y gracias a ello, fueron posicionando su nombre en el mercado a través del uso de modelos plus-size durante sus campañas y ofertando una gran variedad de tallas y prendas para todo tipo de cuerpos. 

La nueva estrategia de marketing, con mayor sintonía en el body positive atrajo a las nuevas generaciones, quienes se sentían más identificadas con las marcas que se veían más comprometidas en promover mensajes de auto-aceptación y auto-cuidado. De lo cual cual devino en una mayor conexión con las marcas por parte de las consumidoras y la necesidad de tomar en cuenta la diversidad de todo tipo de cuerpos, formas, tonalidades de piel y texturas en posteriores estrategias de marketing. 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Victoria147 (@victoria147org)

Compartir