7 consejos para manejar el estrés laboral

Con la cabeza en tantas responsabilidades, quizá sientas que no puedes más, ¡tranquila! recupera el control con estas 7 maneras de manejar el estrés y mantener el balance de tus emociones.

Por Victoria147

En el trabajo te enfrentas a muchas situaciones que pueden cambiar tu estado de ánimo, desde una carga laboral extrema, hasta un comentario negativo de un compañero de trabajo, o la falta de compromiso de tu equipo, pueden elevar tus niveles de estrés y ansiedad.

El estrés puede presentarse en cualquier tipo de trabajo, incluso en ese que te hace muy feliz, pues es un estado de cansancio donde existe una saturación física o mental que permanece a corto, mediano o largo plazo y se puede convertir en una situación crónica que afecta tu salud tanto física como emocional. Por eso es necesario que observes qué tipo de eventos te resultan estresantes y buscar alguna solución para no dejar crecer el problema.

Sigue los siguientes consejos básicos otorgados por la APA (American Psychological Association) para conocer las técnicas necesarias para afrontar el estrés laboral:

  1. Sé consciente de los factores que te producen estrés Carga un diario por una o dos semanas para identificar cuáles son las situaciones que te producen mayor estrés y cómo reaccionas a ellas. Graba tus pensamientos, sentimientos y toda la información del ambiente, incluyendo las personas y las circunstancias. Detecta los patrones alrededor de tu estrés, ¿levantaste la voz?, ¿saliste a caminar?…
  2. Desarrolla respuestas saludablesEn vez de recurrir a la comida rápida o el alcohol para luchar contra el estrés busca opciones saludables apenas sientas que la tensión aumenta. ¡El ejercicio es una gran opción!, hacer yoga o alguna actividad física siempre te hará bien. Abre un espacio para retomar tus hobbies y actividades favoritas, ya sea leer una novela, ir a conciertos o simplemente compartir con tu familia, asegúrate de dejar algo de tiempo a todo aquello que te hace feliz. Construye hábitos saludables de sueño, una buena calidad de descanso ayudará a controlar el estrés, por esto es necesario que limites el consumo de cafeína y el uso del televisión/computador en la noche.
  3. Establece límitesEs normal sentir la presión laboral, pero establece límites entre tu trabajo y el resto de tu vida. Intenta tomarte un tiempo de manera consciente para dejar de lado el trabajo cuando llegas a casa. Así podrás reducir el potencial que causaba conflicto y más estrés por no poder controlar tu estilo de vida.
  4. RecárgatePara evitar los efectos negativos del estrés crónico, es necesario que te desconectes del trabajo por medio de periodos de tiempo en los que no estés en actividades relacionadas a tu empleo o pensando en él. No permitas que se desperdicien tus días de vacaciones o el mínimo tiempo que tienes para distraerte, relájate y si es posible apaga el celular.
  5. Aprende a relajarteLas técnicas como la meditación y los ejercicios de respiración pueden ayudar a desvanecer el estrés. Empieza por tomar unos pocos minutos al día para concentrarte en una simple actividad como respirar, caminar o disfrutar una comida. La habilidad de poder concentrarte en una sola cosa a la vez sin ninguna distracción aumentará por medio de la práctica y verás que podrás aplicarlo en varios aspectos de tu vida.
  6. Habla con tu jefeEs más factible que los empleados sanos sean más productivos, entonces tu jefe tiene un incentivo para crear un ambiente laboral adecuado en el que se promueva el bienestar. Empieza por tener una conversación abierta con tu supervisor, el propósito no es dar una lista de quejas, sino llegar a él con un plan efectivo para manejar los factores de estrés que identificaste previamente. Aunque algunas partes del plan puedan ser diseñadas para ayudarte a mejorar tus habilidades, como el manejo del tiempo, hay otros elementos que puedes aclarar en tu trabajo, ¿qué se espera de ti?, ¿tienes los recursos suficientes para tener un buen desempeño?, ¿qué tal es el apoyo de tus compañeros?, incluso hacer algunas remodelaciones en tu área de trabajo podría cambiar un poco el entorno para lograr sentirte más cómoda.
  7. Busca ayuda Aceptar ayuda de tu familia y amigos puede mejorar tu habilidad para manejar el estrés. Pero si continúas sientiéndote abrumada por el estrés laboral es mejor hablar con un profesional, un psicólogo te escuchará y ayudará a que cambies tus hábitos y aprendas a controlar las etapas de estrés.

No permitas que el estrés crónico llegue a tu vida, o si ya lo tienes no te quedes con los brazos cruzados, tu salud tanto física como mental está por encima de todo y siempre habrá alguna solución para que puedas retomar una vida saludable.

Compartir