5 tips para comenzar tu día con el pie derecho

5-tips-para-comenzar-tu-dia-con-el-pie-derecho

¿Sientes que a veces te cuesta más comenzar con tu día? Aunque no lo creas, esta perspectiva puede cambiar, si tan solo implementas estos hábitos en tu rutina. Si quieres saber de qué se trata, no te pierdas estos 5 tips que tenemos para ti para comenzar tu día con el pie derecho.

1. Despierta una hora antes

Aunque parece algo imposible ¡puedes lograrlo! Olvídate de aplazar tu despertador, disponte a abrir los ojos desde el primer momento en el que escuchas tu alarma. Si despiertas una hora antes de lo habitual, podrás disfrutar más de las primeras horas del día y evitarás presionarte por el tiempo. 

2. Estírate

¿Sabías que cuando dormimos podemos tensar los músculos? Para evitar que esto te afecte, estírate antes de levantarte, así te sentirás mucho más relajado y con más ánimos para comenzar tu día. Cada mañana estira tus extremidades al menos durante 15 minutos. Comienza con los brazos, luego con las piernas, la espalda y el cuello. Aunque parece algo sencillo, te será de gran ayuda para iniciar el día con el pie derecho. 

3. Desayuna

Aunque a veces preferimos saltarnos esta comida para “ahorrarnos tiempo”, es muy importante modificar dicho hábito. Aunque tengas muchos pendientes, no empieces tu jornada, ni salgas de casa sin haber desayunado. De acuerdo con un estudio publicado por la revista científica Physiological Behavior, las personas que ingieren desayunos nutritivos, tienden a presentar mejor humor durante el día, incrementan su concentración y experimentan mejores niveles de memoria. 

4. Piensa positivo

Otro consejo que debes seguir, si quieres iniciar el día con el pie derecho, es generar y repetir pensamientos positivos que te ayuden a adoptar una mejor actitud. Algunos estudios afirman que al día generamos alrededor de 50 mil pensamientos, sin embargo, no somos conscientes de la mayoría de ellos, aunque estos repercuten en nuestro estado de ánimo.

Saca provecho de esto, piensa en frases alentadoras como “Yo puedo”, “Soy capaz de hacerlo” “Voy a lograrlo” y repítelas constantemente, esto te servirá para convencerte del potencial que tienes.

5. Organiza tu día

Para que no te sumerjas en el caos, planea tu día antes de iniciarlo. Después de desayunar, revisa tu agenda, organiza tus tareas de acuerdo a su prioridad y establece horarios para su cumplimiento. Trabaja en las más difíciles durante las primeras horas del día, así tu mente estará más despejada y te será más sencillo cumplir con ellas. No olvides tomarte pequeños descansos a lo largo de tus labores, esto te ayudará a ser más productiva.

Aunque parece complicado, iniciar el día con el pie derecho es una tarea sencilla, solo necesitas adoptar pequeños hábitos para notar grandes diferencias

Recomendado: 5 consejos para no procrastinar en Home Office

Compartir